Noticias

SOCIALIZAN FLEXIBILIZACIÓN A LA NORMA QUE RIGE LAS PLANTAS DE BENEFICIO ANIMAL

Con las modificaciones al Decreto 1500 de 2007, que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) socializó este martes ante autoridades de Santander, el Gobierno Nacional busca flexibilizar la operación de las plantas de beneficio animal o ‘mataderos’, para reactivar la agroindustria cárnica en la región y en país.

La socialización de dichas modificaciones, contempladas en el Decreto 1975 de octubre de 2019, se efectuó en las instalaciones del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) en Bucaramanga, durante la última sesión de la Mesa Departamental de Plantas de Beneficio Animal del Gobierno de Didier Tavera.

El secretario de Agricultura de Santander, Javier Sarmiento Estupiñán, quien presidió la sesión, dijo que a esta actividad asistieron funcionarios de las alcaldías que hacen parte del Plan de Racionalización de Plantas de Beneficio Animal, autoridades ambientales, el ICA como garante de la sanidad animal, representantes de la cadena cárnica y la Gobernación de Santander.

El funcionario agregó, que con las modificaciones del Gobierno Nacional al Decreto 1500, los municipios incluidos en el Plan de Racionalización de Plantas de Beneficio Animal (Decreto 095 de 2018 de la Gobernación de Santander) tienen la oportunidad de realizar los trámites respectivos para activar los procesos de beneficio animal y generar importantes centros para la transformación cárnica e impulsar esta industria.

“Las modificaciones al Decreto 1500 básicamente están dirigidas a dar más alcance al Invima para que apoye a las secretarías de salud municipal en el cumplimiento de las normas y requisitos de los expendios de carne, su transporte y el almacenamiento en la cadena de frío”, dijo Javier Sarmiento Estupiñán.

Además, va a permitir que desaparezca el límite de animales que se podían sacrificar en las plantas de autoconsumo, que era de 15 ejemplares al día como máximo. Según el Decreto 095 de 2018 de la Gobernación, en el departamento de Santander hay 14 plantas de beneficio animal nacionales y de autoconsumo, para proveer de alimentos cárnicos a la población.

Sarmiento Estupiñán aclaró que, “es la autoridad nacional, el Invima, el que dice cómo y qué es lo que deben cumplir cada una de las plantas de beneficio animal para su funcionamiento y cuáles son las otras facilidades que se dan en cuanto a unos mayores plazos para las plantas que hayan tenido la autorización sanitaria provisional”.

De igual manera, indicó que, “las plantas que no hayan obtenido la autorización provisional para operar deben seguir su trabajo de cumplir con el Decreto 1500 al ciento por ciento, y a partir de ese momento entrar en funcionamiento”.

También señaló que las plantas nacionales que están en Santander son las que han obtenido autorización provisional para funcionar, y las plantas de autoconsumo que podrían adoptar el nuevo decreto (1975 de octubre de 2019) son las de los municipios de Encino y Santa Helena del Opón.