Noticias

UN PORTÁTIL, PARA ESTUDIAR EN CUARENTENA. UN COMPUTADOR UNA SONRISA

Debido a la contingencia actual por la pandemia del Covid-19 y la necesidad de continuar los estudiantes su proceso de formación y conocer las necesidades que muchos de ellos tienen; la Policía Metropolitana de Bucaramanga inició desde hace ya varios días una campaña, que busca recolectar la mayor cantidad de equipos de cómputo, incluso si están en regular estado, con el fin de repararlos y ponerlos al servicio de niños y jóvenes.

Esta iniciativa nace, después de observar los uniformados dentro de sus patrullajes de rutina, varios niños reunidos a las afueras de sus casas con serias dificultades para asistir a sus clases. Lo que no sabían estos pequeños es que días después, llegaron los mismos uniformados que conocieron la historia, a la puerta de sus casas, cargados con dulces, cuadernos, colores y por supuesto un nuevo computador para ya no salir de casa a buscar señal, y tampoco incomodar a los vecinos con el préstamo de celulares.

Al ver los uniformados la necesidad de seguir ayudando a más familias, continuaron esta campaña en redes sociales; y en medio de las jornadas se sumaron ingenieros de sistemas uniformados y civiles, quienes manifestaron que al no contar con la autorización para que sus negocios y empresas funcionaran a casusa de la Pandemia, querían donar su conocimiento profesional en benéfico de las familias más necesitadas.

Una vez son recibidos los computadores, los ingenieros y uniformados con conocimientos en mantenimiento y reparación de equipos de cómputo, los dejan en óptimas condiciones de uso, para después ser donados a familias de escasos recursos que se han visto afectadas para el desarrollo de las clases virtuales por falta de este elemento.

En total se han donado 20 computadores portátiles, 11 equipos de mesa, 9 impresoras, entre otros elementos que les permiten a muchos niños, niñas y adolescentes del área metropolitana continuar con sus procesos académicos.

En mantenimiento y reparación hay 6 computadores portátiles y 4 computadores de mesa, y están pendientes por recolectar más, gracias a la solidaridad de toda una ciudad que se une en esta época de pandemia.