UNIDAD PARA LAS VÍCTIMAS ENTREGÓ 200 INDEMNIZACIONES POR FALLO DE SENTENCIAS DE JUSTICIA Y PAZ

Los beneficiados fueron víctimas del Bloque Central Bolívar, grupo paramilitar que sembró el terror en el sur de Bolívar y en siete departamentos más.

SIMITÍ

La iglesia San Antonio de Padua fue el lugar escogido para adelantar la entrega de indemnizaciones a 200 víctimas del conflicto armado, reconocidas en la sentencia de verdad, justicia y reparación en contra del postulado Rodrigo Pérez Álzate, alías “Julián Bolívar”, excombatiente del Bloque Central Bolívar, por hechos cometidos en el municipio de Simití.

La Unidad para las Víctimas adelantó el pago de las indemnizaciones por la suma de $ 3.819.120.847.96, en favor de 323 víctimas, de las cuales 200 son residentes del municipio de Simití, en el marco de la sentencia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, Sala de Justicia y Paz, del 9 de diciembre del año 2015, y la decisión de la Corte Suprema de Justicia del 16 de noviembre de 2016, en contra del postulado excombatiente de las Autodefensas Unidas de Colombia.

La actividad que se desarrolló desde las 9:00 de la mañana inició con un acto protocolario en el que se entonaron los himnos para posteriormente escuchar las palabras del alcalde municipal, la directora nacional de la Unidad para las Víctimas, el comandante de departamento de policía del Magdalena Medio y la coordinadora de la Mesa Municipal de Participación.

Las víctimas que aguardaban por su notificación estuvieron muy receptivas a cada uno de las recomendaciones que se hicieron, como preámbulo del evento, en materia de educación financiera y prevención y seguridad al momento de hacer efectivo el recurso que recibirán mediante la carta de notificación, y en la estrategia “Ojo con el fraude”.

En su intervención, la directora nacional de la Unidad para las Víctimas, Yolanda Pinto, dijo: “Somos verdaderos héroes de la patria, supimos resistir frente a quienes usaron la violencia contra nosotros. Somos valientes, pues sin usar la violencia lo logramos”.

Por su parte, Samira Ospina Camaño, coordinadora de la Mesa de Participación de Simití, agradeció la actitud de Pinto: “Hoy, usted se ha puesto en nuestros zapatos”, dijo con la voz tan entrecortada que la directora de la Unidad la abrazo como demostración de solidaridad.

Como muestra cultural, la alcaldía presentó al “Coro de Ángeles”, una agrupación de 16 niños víctimas que lleva trabajando seis años bajo la dirección de Belinda Rodríguez Ariza, y que interpretaron la canción “Un canto a mi país”, compuesta por Mency Yuliana Puerta Rodríguez.

Una vez se vivió el momento cultural se procedió a un acto de reflexión dirigido por el sacerdote Manuel Zabaleta. Posteriormente, se procedió a la entrega simbólica de cuatro cartas de indemnización, entregadas por los diferentes representantes de las entidades presentes del nivel nacional, departamental y municipal.

Al respecto, Pinto agregó: “Hoy es un día muy importante para la Unidad, para las Victimas, y sé que también para ustedes, pues estamos cumpliendo con el mandato y atendiendo el derecho que ustedes tienen de ser reparados por el Estado colombiano”.