Noticias

UNIFORMADOS SE CAPACITAN EN LA DETECCIÓN Y DESTRUCCIÓN DE TRAMPAS MORTALES

Publicidad

IMG_002 (1)Santander y Norte de Santander son departamentos con mayor sospecha de presencia de artefactos explosivos, que fueron instalados, años atrás, por organizaciones al margen de la ley. Hasta el momento entre 100 y 120 artefactos explosivos han sido neutralizados.

Bucaramanga, 18  de septiembre de 2015.  Soldados de la Segunda División del Ejército Nacional, en su compromiso de garantizar la seguridad e integridad de la población civil y claro está, de sus propias tropas, se capacita de manera constante en la detección y neutralización de artefactos explosivos como parte del desminado militar. Este tipo de desminado consiste en abrir sendas de paso, para favorecer la movilidad de los uniformados en el área de operaciones, evitando que se ponga en riesgo sus vidas al pisar alguno de estos artefactos. Para desarrollar el desminado militar, los uniformados cuentan con elementos especiales como caninos, equipos electrónicos detectores de metales y equipos de contra artefactos explosivos, facilitando la ejecución esta función.

Es por ello, que en el Batallón de Ingenieros No 5 ‘Coronel Francisco José de Caldas’, adscrito a la Quinta Brigada, se encuentran en proceso de entrenamiento y reentrenamiento un personal de suboficiales y soldados del grupo de Explosiones y Demoliciones –EXDE- orgánicos de esta unidad operativa menor, así como de la Primera Brigada con sede en la ciudad de Tunja y Brigada Móvil No 23 con sede en la ciudad de Cúcuta. El proceso de formación, para 39 uniformados que conforman el grupo EXDE,  es de seis semanas. Por su parte, para los 33 binomios caninos será de 14 semanas. “A través de este período van a desarrollar un entrenamiento, básicamente en las técnicas y conocimientos para la destrucción de artefactos explosivos que fueron sembrados por organizaciones al margen de la ley y que ponen en riesgo la vida de la población civil y de la Fuerza Pública”, expresó el teniente coronel Anderson Guzmán Parra, comandante del Batallón Caldas.

De acuerdo a información del Teniente Coronel Guzmán, en un futuro estos grupos se capacitarán en estudios no técnicos con el fin de integrar las compañías de desminado humanitario para analizar e intervenir a aquellos municipios que han sido afectados por minas antipersonal, permitiendo así,  entregarlos  a sus comunidades libres de amenaza de estos artefactos. Por último, para prevenir ser víctima de una mina antipersonal, se recomienda que las personas deben abstenerse de acercarse o tocar algún elemento extraño, y dar aviso a las autoridades competentes. Del mismo modo, no movilizarse por lugares que no han sido transitados con anterioridad.