Noticias

VIDEJUEGOS UNA INDUSTRIA CRECIENTE Y RENTABLE

El fenómeno masivo de los videojuegos y todo su ecosistema, integrado por fanáticos, jugadores profesionales, empresarios, desarrolladores y profesionales de diversas áreas del conocimiento, espera movilizar al cierre de 2019  US$ 148.100 millones*, cifra que los cataloga como una industria y de las más rentables en el mundo.

Publicidad

Acorde con esta tendencia el programa de Ingeniería Sistemas ha incursionado en esta área desde lo académico, con la inclusión de materias dedicadas al desarrollo de habilidades en la programación de videojuegos y la creación de un semillero de investigación, que cuenta con 12 estudiantes en promedio cada semestre.

La formación recibida en las aulas para la creación y desarrollo de videojuegos, es transversal a otras áreas del conocimiento. La asignatura de diseño de juegos es uno de esos espacios en los que pueden participar estudiantes de cualquier programa académico, allí se realiza toda la parte conceptual de la mecánica del juego, la narrativa y el contexto. Para ello, se usan juegos de mesa con los cuales los estudiantes aprenden las bases del game design y hacen su primer prototipo de juego físico. Junto con los avances en lo académico, la Universidad ha incursionado en el ámbito competitivo de los deportes ‘electrónicos’.

La rentabilidad de esta industria así como el gusto por la práctica de juegos mundialmente conocidos como League of Legends o Fortnite, hace que cada vez más jóvenes que llegaron a los videojuegos como un pasatiempo, hoy planeen desarrollar su carrera profesional en este campo. Muestra de ello son los 40 millones de jugadores que intentaron clasificar al campeonato mundial de Fortnite que se jugó este año en Nueva York. Desde hace dos años la UNAB es sede del torneo regional de E-Sports, que en su edición más reciente se realizó bajo el nombre de Bucaramanga Game Festival.

Las condiciones están dadas para que los interesados en esta industria participen de estos espacios y desarrollen sus habilidades con acompañamiento académico y técnico. La UNAB espera consolidarse como un punto de encuentro para los ‘gamers’ y empresarios de esta industria, y pone al servicio de la comunidad en general espacios como el Game Dev Lab, un laboratorio de videojuegos dotado con equipos de alto rendimiento, de realidad virtual, realidad aumentada y una biblioteca de juegos para el fomento de la creación de videojuegos.