Noticias

ZOONOSIS E INSPECCIÓN DE POLICÍA DIERON SOLUCIÓN A PROBLEMA QUE AFECTABA LA CONVIVENCIA DE LA COMUNIDAD EN PIEDECUESTA

Publicidad

Visita Zoonosis  (14)Piedecuesta, mayo 7 de 2015. Continuando con sus acciones de capacitación y sensibilización con la comunidad acerca de lo que significa la tenencia de mascotas y de perros que la ley denomina como razas potencialmente peligrosas, funcionarios de la Alcaldía llegaron hasta el Condominio Villas de Santamaría para brindar solución a una problemática que afectaba la convivencia de los vecinos. Según explicó Edna Niño Rivera, coordinadora de Zoonosis de la Alcaldía, la problemática se presentaba desde el año pasado con una perra de raza pitbull que a la fecha ha asesinado a 10 caninos, sin que se hubiesen presentado quejas de los dueños de las mascotas fallecidas.

Ante un nuevo caso de un perro asesino, que esta vez sí fue denunciado, la Inspección de Policía, la Coordinación de Zoonosis y la Policía Ambiental se reunieron con representantes de la Sociedad Protectora de Animales y optaron por la incautación de la perra pitbull y la aplicación de la eutanasia. Para comunicar esta decisión y socializarla con la comunidad del Condominio Villas de Santamaría se realizó una reunión donde se les explicó nuevamente toda la reglamentación acerca de la tenencia de mascotas y de perros de razas potencialmente peligrosas, y además se dejó claro que en los conjuntos residenciales son los mismos vecinos quienes pueden decidir sobre la cantidad de animales que se pueden tener en una residencia.

Respecto a esto, Leszly Kalli López, residente afectada, dijo que “es muy triste ver que un perro va a terminar sacrificado por una tenencia irresponsable de alguien que no supo cuidarlo y mantenerlo en buenas condiciones y lo volvió agresivo. Estoy muy agradecida con la Policía y la Alcaldía porque es un problema que hemos padecido toda la comunidad y ya era justo que pudiéramos descansar sobre todo porque hay niños”. De esta manera la Alcaldía continúa atendiendo los casos donde un perro de raza considerada potencialmente peligrosa ataca a una persona o a otro animal. Lamentablemente los casos de perros agresores se presentan por la tenencia irresponsable de los propietarios que no son conscientes del tipo de crianza y cuidado que un animal de este tipo requiere.